Poder Judicial de Corrientes

Reseña

·

Institucional

Poder Judicial de la Provincia de Corrientes

El Poder Judicial de Corrientes se encuentra inserto en el tradicional esquema de división organización Estatal que contempla una estructura Ejecutiva, otra Legislativa y también una Judicial, debiendo ahora agregarse el funcionamiento de Organismos extrapoderes como lo son el Consejo de la Magistratura que se encarga de la selección de profesionales para acceder a la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento que tiene el cometido de juzgar la conducta de Magistrados y Funcionarios y determinar, ante una determinada acusación su separación o no de los respectivos cargos que ocupan.

En este marco general el Poder Judicial tiene en la cúspide de su Organigrama al Superior Tribunal de Justicia como cabeza de la organización jerárquica. El Cuerpo está integrado por mandato legal por cinco Miembros quienes anualmente eligen un Presidente que los representa y se encarga de la gestión de trámite diario. En forma autónoma en sus decisiones funciona dentro del mismo Poder Judicial, El Ministerio Público, integrado por Fiscales, Defensores y Asesores cuyas máximas jerarquías se traducen en el Fiscal General, el Defensor General y el Asesor General, esto último de acuerdo a la Reforma Constitucional de 2007, restando sólo para su funcionamiento el dictado de la ley reglamentaria respectiva.

Así para su desenvolvimiento y competencia territorial el Poder Judicial de la Provincia de Corrientes está dividido en cinco Circunscripciones que encuentran su cabecera en las ciudades de Capital (Primera), Goya (Segunda), Curuzú Cuatiá (Tercera), Paso de los Libres (cuarta) y Santo Tomé (Quinta). Existen también dependencias Judiciales denominadas fuera de sede y que están radicadas y con competencia en los Departamentos de Saladas, Bella Vista, Esquina, sobre la costa del Paraná, Ituzaingó en la frontera con el Paraguay; Monte Caseros, sobre la costa del Uruguay y Mercedes en el centro del territorio provincial.
Estos centros territoriales cuentan con estructuras judiciales en instancias completas, es decir, y conforme a la densidad poblacional, Cámara de Apelaciones en todos los Fueros, Tribunales Orales en materia Penal y Juzgados de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral, de Familia y Menores, en lo Contencioso Administrativo y Correccionales.

Además de lo descripto en el Poder Judicial de Corrientes funcionan Juzgado de Paz en distintos Departamentos de la Provincias. Como se sabe estas dependencias son similares a los Juzgados ordinarios con la particularidad de su competencia acotada y cumplen una función esencial, a pesar de la antigüedad de su existencia, en la concepción moderna de los Poderes judiciales. Estos tribunales hacen posible concretar una necesidad cada vez más arraigada, cual es la de acercar la Justicia a la comunidad. Son dependencias de muy fácil acceso para el justiciable y cumple una función social invalorable para todos aquellos habitantes que por distintas circunstancias no pueden acercarse a los centros más poblados y plantear sus inquietudes y problemas, lo que genera que en muchos casos las soluciones lleguen a través de medios que luego la comunidad misma reprocha. Si bien es cierto que su competencia es de menor cuantía y no alcanza a la materia penal, se hacen cargo de situaciones a las que solo pueden llegar en virtud del conocimiento personal y la inmediatez con el vecino del lugar.

El Poder Judicial de Corrientes ha producido un extraordinario cambio evolutivo en los últimos años, casi diría con el advenimiento del nuevo Siglo. Volcó sus esfuerzos en una política institucional apoyada fundamentalmente en la tecnificación de las dependencias judiciales; en el mejoramiento de la estructura edilicia y en la optimización y capacitación de recursos humanos.
En el período que se mencionada se ha logrado informatizar por completo el Poder judicial, con todo lo que ellos implica. Ese paso ha permitido un cambio extraordinario en la prestación del servicio de justicia en la Provincia, logrando en alguna medida agilizar la tramitación de las distintas causas, mal endémico en la mayoría de los poderes judiciales de nuestro país, así como también obtener un aprovechamiento integral de los recursos humanos con que cuenta. El proceso fue largo y costoso, no solo desde el punto de vista presupuestario, sino de la implementación misma de la tecnología, experiencia, capacitación, etc.

Así también se encaró el programa edilicio, pasando de una situación de casi precariedad a una actual estructura acorde con las necesidades que demanda una Justicia moderna. Hoy por hoy la casi totalidad de los edificios que ocupa el Poder Judicial son propios, cuando poco más de una década atrás solamente lo eran, quizás un 30 por ciento. Además se realiza una tarea constante de dotar a los edificios de una funcionalidad acorde a la demanda laboral. La actividad desplegada por la Dirección de Arquitectura ha sido incesante. Es diario el movimiento de obras de reparación o nuevas que se lleva a cabo en toda la Provincia, lo que permite mostrar que actualmente contamos con edificios judiciales que responden casi en su totalidad a las exigencias de seguridad y comodidad absolutamente necesarias para brindar un servicio esencial como lo es el de justicia.

Esto ha llegado a todas las dependencias; así puede verse incluso, en los Juzgados de Paz antes mencionados una uniformidad arquitectónica que permite en desenvolvimiento de la actividad con total eficiencia y normalidad.
El Poder Judicial ha hecho incapié también en la creación y desarrollo de organismos de apoyo de la actividad puramente jurisdiccional. Basta con apreciar la dimensión alcanzada por el Centro Judicial de Mediación que ha merecido los mejores calificativos por parte de autoridades judiciales de otras provincias y de la Nación y que sirve ,incluso, en este momento de organismo de capacitación en la materia con resultados más que satisfactorios en cuanto a su fin esencial, que es el de método alternativo de solución de conflictos. También la importancia de la Dirección de informática, la Dirección de Arquitectura o las instalaciones edilicias y la tecnología del Instituto Médico Forense, lo que sumado a los elementos que constantemente incorpora el Ministerio Público, permite un avance en la investigación criminal que poco tiempo atrás era impensado.

Puede destacarse también que durante el período mencionado el Poder judicial ha conformado un parque automotor de casi cincuenta móviles en todo el territorio provincial. Esas unidades no son en ningún caso de más de dos o tres años de antigüedad y están permanente dispuestas para el servicio tanto de Juzgados, de organismos del Ministerio Público como de dependencias de apoyo.
La Justicia Correntina va comprendiendo también la importancia de la comunicación; eso permitió la existencia de la todavía insipiente Dirección de Prensa, que sirve de elemento fundamental para conectar al poder judicial con el resto del universo jurídico nacional; pero fundamentalmente permite que la comunidad en general conozca el accionar de la justicia y juntamente la difusión de la jurisprudencia de nuestros Tribunales y la actividad del Area de desarrollo de recursos humanos, el justiciable aprecie cuales son las conductas a seguir para desenvolvernos en una sociedad mejor.

Servicios

Notificaciones Personas
Buscadas
Aula
Virtual
WebMail La Ley
Online
InfoJuris D.G.R.
Tasas Jud.
R.U.A.Ctes Restitución
de Menores
Elecciones
2017
Delitos c/ Admin Púb